Expropiación

Yo te expropio, tú me expropias, ellos expropian

Últimamente circula por las redes sociales algo que he leído ya en innumerables ocasiones y que reza algo así como  “El Estado debe crear una red de alquileres sociales con los pisos expropiados para los más necesitados”. Bien, pues en mi humilde opinión debo decir que me parece ¡una estupidez como la copa de un pino!

socialEn primer lugar, si un banco expropia una vivienda, el “más necesitado” será el desahuciado en cuestión que ya no tiene dónde vivir.

En segundo lugar, si esta medida se llevase a cabo, ese desahuciado tendrá que ir a parar a la casa expropiada de otro al que se la haya arrebatado previamente su hogar ¡absurdo!

En tercer lugar, lo que deberíamos preguntarnos es ¿quién va a gestionar esa red de alquiler social?, ¿el Estado?, ¿las Comunidades Autónomas? ¿Una entidad privada “supervisada” por el Estado? Y la deuda de los expropiados con los bancos ¿tendrían que seguir pagando mientras abonan un “alquiler social” en la casa expropiada de otro? Francamente, me sigue pareciendo de lo más absurdo y farragoso.

A día de hoy, si el propietario (en proceso de embargo) consigue vender el piso que va a ser embargado antes de la subasta del inmueble, esa deuda podría disminuir considerablemente e incluso, ser condonada para evitar gastos derivados a la entidad bancaria. Si la vivienda entra en una red de alquiler social, no se vendería y la deuda del propietario tardaría mucho más tiempo en ser saldada. Reitero lo dicho, absurdo e injusto.

Por otro lado, el beneficio de esos alquileres, probablemente, se destinaría a pagar los gastos propios de una nueva remesa de funcionarios e infraestructuras creadas ex profeso para tal fin. Esto supondría más gasto para el Estado y por tanto, más impuestos para los ciudadanos.

¿Qué alternativas hay? Pues a mí se me ocurre que el propietario siga viviendo en su casa, que el alquiler social se le aplique a él, es decir, que sea su propio inquilino y a su vez del banco y que ese alquiler vaya pagando la hipoteca para dar la oportunidad a esas familias de conservar su casa y su dignidad. Vendría a ser algo como el alquiler con opción a compra. En este caso presupongo la buena fe del propietario y la voluntad de pagar su deuda y recuperar su vida tal y como era antes.

Lógicamente esto debería perfilarse mucho más, pero, en mi opinión, es bastante más sensato que expropiar lo expropiado para que al final, los cuatro de siempre se llenen el bolsillo a costa del sufrimiento ajeno. No olvidemos las eternas guerras entre el Gobierno Central, las Comunidades Autónomas, los Ayuntamientos…

En este país tenemos la fea costumbre de pensar que tenemos todo el derecho de apropiarnos de lo ajeno y NO ES ASÍ. No debería ser así en ninguna circunstancia. Es como eso de “vamos a expropiar las casas vacías e infrautilizadas para dárselas a los que no tienen” ¡Y qué más! O sea, que mis padres tienen una casa en el pueblo o en la playa, pagada con su esfuerzo, y ahora resulta que ¿va a ser para otro porque yo sólo la uso en verano o en los puentes? Pues va a ser que no…pero ese es otro tema del que ya hablaré en otro post.

No se puede ser generoso con dinero ajeno, porque eso se llama robar.